RECORRIDA CON TECHO: EVALUACIÓN DEL IMPACTO DE LA INTERVENCIÓN EN EL BARRIO NEWBERRY

Referentes de TECHO se reunieron en Pergamino con el equipo de la Secretaría de Tierras, Vivienda y Obra Pública Social para recorrer el predio donde el Municipio efectuó en el mes de abril la relocalización de los vecinos del barrio Newberry y entrevistar a las familias.

En el día de ayer referentes de la Organización de la Sociedad Civil TECHO visitaron la ciudad de Pergamino para realizar un relevamiento en el barrio Jorge Newberry, donde se llevó a cabo recientemente el proceso de relocalización de 20 familias.

Cabe recordar que los vecinos que residían en el asentamiento situado a la vera de las vías del Ferrocarril Belgrano, entre Drago y Magnani, fueron relocalizados en un nuevo predio en un radio de proximidad cercano. La iniciativa implementada por el Municipio de Pergamino se propuso paliar el estado de riesgo urbano ambiental en que vivían los vecinos, teniendo en cuenta que eran terrenos bajos, no aptos para la construcción, directamente afectados por las inundaciones debido a la cercanía con el Arroyo Chu Chu y en una situación irregular en términos legales.

Así las cosas, en el mes de abril el Municipio trabajó de manera conjunta con los voluntarios de TECHO y de la Dirección de Juventud en la construcción de 20 módulos habitacionales de 18, 36 o 54 metros cuadrados según la necesidad del grupo familiar, como lo explicó el secretario de Tierras, Vivienda y Obra Pública Social, Juan Manuel Batallánez.

La visita de TECHO -unos meses después de la intervención- responde al protocolo oficial a seguir, donde se lleva a cabo una instancia de evaluación y entrevistas con el objetivo de analizar cuál es el impacto de la intervención.

En este marco, parte de la Secretaría se reunió por la mañana con el equipo de TECHO, encabezado por su Director Ejecutivo, Virgilio Gregorini, para intercambiar opiniones y conversar sobre las acciones que se fueron coordinando para las jornadas de trabajo sucedidas en abril. “Se resaltaron los puntos positivos y negativos para producir afianzamiento, porque la idea es poder fortalecer el vínculo entre el gobierno local y la organización, pensando en la posibilidad de futuras intervenciones y trabajos conjuntos”, explicó Batallánez.

Asimismo, un tema destacado en el encuentro fue el tipo de vivienda “de emergencia” que se presenta, resaltando que se trata de un punto de partida para mejorar la precariedad habitacional para que la familia vaya emprendiendo un camino hacia la solución de su vivienda definitiva, conscientes de que “no es la solución definitiva al déficit habitacional pensando en el plazo en el que se construye”.

Acto seguido, el equipo de TECHO y de la Secretaría municipal -secretario, trabajadora social e ingeniera- se dirigieron al predio donde cada integrante de las 17 familias presentes en el momento tuvo una entrevista con los miembros de TECHO, sin participación de la Secretaría, “para que puedan expresarse libremente y saber cuál es el pensar y sentir de las personas en sus nuevas viviendas”, como explicaron desde la Organización.  

Pasadas las 15hs, las autoridades volvieron a reunirse para la evaluación final. “La percepción que tenemos es que las familias reconocen en su mayoría estar en una situación mucho mejor que antes, destacando ciertas cuestiones como por ejemplo que han accedido al título de la tierra, que cuentan con servicios de infraestructura básica que antes no poseían y mucho menos riesgo de sufrir las inundaciones”, señaló Batallánez. Próximamente, un informe de análisis situacional será publicado por la Organización.

Dentro de este contexto, los directivos de TECHO resaltaron el trabajo previo por parte del Municipio para generar las condiciones habitacionales y de infraestructura en el predio donde se llevó a cabo luego la relocalización, superando ampliamente a otras localidades. En este sentido, destacaron la política de generación de lotes con servicios; “esto es, la importancia de acceder a los servicios básicos además de a la tierra, porque ello garantiza otro tipo de calidad de vida –comentó el Secretario-. Por eso se ejecutaron obras de extensión de los servicios de agua potable, desagües cloacales y suministro de energía eléctrica, con un medidor en cada hogar”. Como señalaron los referentes de TECHO, el acceso a los servicios básicos es fundamental para trabajar sobre lo que es déficit habitacional. En este sentido reconocen a Pergamino como un lugar donde se ha tomado esto como bandera.

Es para nosotros un desafío poder trabajar con TECHO que, por fuera del Estado, es la Organización que más ha trabajado para estrechar esta brecha de vulnerabilidad”, concluyó Batallánez.

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN Y PRENSA – PARTIDO DE PERGAMINO

25/07/2018