Rancagua, es uno de los pueblos del partido de Pergamino que se encuentran en el primer anillo en relación a su cercanía con la ciudad cabecera. Junto a Manuel Ocampo, Pinzón, Fontezuela y J. A. de la Peña tiene el privilegio de estar a escasos 18 km de la ciudad, y ello posibilita un incesante movimiento, desde siempre, del pueblo hacia la ciudad, y en los últimos años también en sentido contrario.

Como en otros pueblos de la zona rural pergaminense, muchos vecinos de la ciudad han optado por buscar en la campaña el espacio donde poder descansar los fines de semana y también, porqué no, trabajar en la ciudad y llevar una vida más placentera y tranquila en el entorno de un pueblo como Rancagua regresando diariamente a la calma de este lugar que parece estar, según su propio nombre lo indica, en lo alto de una loma.

Efectivamente, su nombre “Rancagua”, es una voz mapuche que significa “lugar en que hay cañas” o “cañaveral” simplemente. La población surgió en torno a la estación de la Compañía General de Ferrocarriles en la Provincia de Buenos Aires (C.G.B.A.), ramal ferroviario que partiendo de Barracas unía la Capital Federal con la ciudad de Rosario, ramal que se concedió por ley nacional de 1905, siendo habilitada la estación Rancagua en 1911. Muchas veces las compañías ferroviarias asignaban nombres a sus estaciones que en algunos casos nada tenían que ver con la historia y costumbres del lugar. Simplemente, ​cuando no encontraban situaciones propicias para que algún propietario donara campos con destino a la estación, en el lugar donde convenía la instalación de la misma, sencillamente la construían y rendían un homenaje que a veces resulta difícil explicar.

A partir de la instalación ferroviaria comenzarán a instalarse los primeros pobladores con negocios de diversos tipos, a fin de satisfacer las necesidades de la numerosa población rural de entonces. Pero es en el mismo año en que se establece la estación, que se funda la Escuela N° 54, como indicando las urgentes necesidades del progreso de esta pujante población.

FIESTA PATRONAL: 8 de mayo. Nuestra Señora de Luján. También posee una gruta con la imagen de Nuestra Sra. del Rosario de San Nicolás, que se celebra el 25 de setiembre.

HISTORIA

Quizás el hito oficial en la comunidad esté dado por la instalación de la primera escuela primaria en ese lejano 1911. Vendrán después de la mano de aquellos primeros pobladores la fundación de la que parece ser la biblioteca más antigua del partido, después claro está, de la Pública Municipal “Dr. Joaquín Menéndez”.

Una bella descripción del lugar en: http://boomerangenlacity.blogspot.com/2008/08/rancagua-entre-la-paz-y-el-olvido.html

PANCHO SIERRA Y “SAN FRANCISCO”

​La voz de Pancho Sierra, orando en sus largas horas de ayuno, en la parte alta de “San Francisco” el viejo casco de estancia familiar, indica que en esas tierras rancaguenses, se ha fundido, desde antes mismo de la formación del pueblo, el amor con la pasión. Dicen que allí, en la soledad de esas paredes y a la vera del pequeño arroyito que transcurre por aquel lugar, Pancho Sierra comprendió la importancia de dedicar su vida a la sanación.

Un poco de agua de ese curso manso, como después también fue la de aquel aljibe que utilizaba en “El Porvenir”, le sirvieron para imponer sus manos sobre cientos de personas que acudían aquejadas por los más diversos males. En la soledad de esos parajes, lejos de los médicos, aquel hombre voluntarioso les brindaba sus conocimientos, imponía su bendición e intercedía para que aquellos gauchos simples encontraran la solución a los problemas que los aquejaban.

Para entonces, cuando Pancho curaba con el agua del arroyo, ya los Sierra hacía mucho más de cien años estaban instalados en la región, y al prestigio natural de una familia numerosa y trabajadora se unió el don maravilloso de este hombre que era capaz de comprender los misterios de la mente humana con solo ver a su interlocutor. Pancho Sierra ocupa un lugar de privilegio entre aquellos que, tan solo con un poco de agua y el poder de la fe, pudieron llevar tranquilidad y paz a cientos de personas deseosas de encontrar una curación. Más de un siglo después, su nombre, todavía despierta admiración.

ACTIVIDADES PRINCIPALES

ACTIVIDAD ECONÓMICA

Nuestros pueblos están ligados en forma indisoluble a la actividad agrícola ganadera, derivada en las últimas décadas en su mayor porcentaje en actividad agrícola. Ello significa que el mayor mov​imiento económico y comercial es el que generan los que realizan actividades rurales, ya sean propietarios, contratistas, acopiadores, cooperativas, proveedores de seguros, de insumos, en suma, todos aquellos que viven de su vínculo con la producción agropecuaria. En este orden en Rancagua hay una planta de la Cooperativa de El Arbolito y otra de Agricultores Federados Argentinos S.C.L., movimiento de acopio que a su vez genera trabajo a otro grupo de personas. Los servicios de electricidad, agua potable, teléfono, sala velatoria e internet los brinda la Cooperativa Eléctrica, Telefónica, Vivienda y otros Servicios Públicos de Rancagua Ltda.

CONSORCIO RED VIAL N° 6

En esta localidad es muy importante la actividad que despliega el consorcio de vecinos reunidos en la red vial. La función esencial del consorcio, de velar por el excelente estado de los caminos rurales, no solo se cumple, sino que además se ve incrementada por la preocupación constante en todas aquellas tareas relacionadas al crecimiento y progreso de la localidad.

ACTIVIDAD EDUCATIVA Y SOCIAL

​La articulación del Jardín de Infantes N° 906 “Mi sueño”, la EPB N° 54 “Tierra del Fuego” y el Instituto Comercial “Rancagua”, ofrecen un camino de excelencia que no solamente aprovechan los hijos del pueblo, sino que también es motivo para que más de 240 chicos viajen diariamente para cursar allí sus estudios. En un ámbito adecuado, un antiguo edificio muy bien conservado, el bullicio de estos cientos de niños y jóvenes, dan alegría al lugar. La escuela evidencia signos de participación e integración en la comunidad. En proyectos de permanente expansión se construye un verdadero gimnasio modelo.

El Instituto Comercial define el perfil cultural de la localidad con la publicación de “Artesanos” que reúne noticias de interés educativo pero también referentes al desarrollo de la localidad, y una vez al año aparece “Canopus” que tiene una vida casi tan larga como la del propio ICR y da cuenta de las actividades institucionales del período, egresados y otras noticias que es preciso divulgar. El Instituto Comercial Rancagua junto al reconocido artista plástico Ángel Ricardo Juárez, vecino del pueblo, proyectan y llevan a cabo año tras año un encuentro de lujo entre pintores de todo el país, en un encuentro de reconocida fama denominado: “Rancagua, capital de la utopía”.

El Club Argentino Social y Deportivo, es la institución de la comunidad responsable desde siempre, de la actividad deportiva y social del pueblo. En el viejo y centenario edificio de la estación ferroviaria que lleva el nombre del pueblo, funciona el Centro de Jubilados del pueblo y la Casa de la Cultura, centro de expresión de la comunidad. Muy cerca de allí, hacia el sector sur y contiguo al trazado urbano, en torno de la vía y algunos viejos árboles, se ha formado un pequeño espacio vegetal natural de unas cuatro hectáreas. Allí concurren, en verdaderas excursiones científicas, los jóvenes del Instituto Comercial a aprender en los hechos más allá de lo que reciben en las aulas.

DELEGACIÓN MUNICIPAL

A cargo de Martín Sergio

Teléfono: 02477 – 493007

CÓDIGO POSTAL B2701

Gentilicio: Rancaguenses.

C.A.P.: Todos los días. Odontólogo: Una vez a la semana.

INFORMACIÓN PARA VISITANTES

CÓMO LLEGAR

Se accede a la localidad de Rancagua luego de circular 15 km. por la ruta Provincial N° 32 que comunica nuestra ciudad con Salto. Diversos caminos de tierra comunican el pueblo con Arroyo Dulce, la ruta Nacional N° 8 y a la ruta Nacional N° 188.

Para ver el mapa del pueblo click en este link > RANCAGUA

SERVICIO DE ÓMNIBUS

El servicio de transporte público está a cargo de la empresa 13 de Noviembre. Ver horarios y frecuencia: http://www.trecedenoviembre.com.ar/horarios/

DORMIR EN RANCAGUA

Hacia mediados del siglo XX era tan importante la actividad comercial y de servicios que se desplegaba en esta localidad, que por entonces tenía unos 1.000 habitantes, que se registran tres cafés y bares y dos casas de pensión que brindaban alojamiento. Eran los momentos de gloria de las poblaciones rurales, en que miles de chacareros vivían en los campos y era necesario contar con servicios para ofrecerles.

COMER EN RANCAGUA

A la hora del almuerzo o la cena únicamente será posible contar con la posibilidad de comer algo si se acerca al club “Argentino” donde seguramente el conserje le preparará algún plato rápido con el que poder reponer fuerzas para continuar el viaje. En el verano y especialmente durante las noches las posibilidades son otras, heladerías y bares ofrecen alternativas para poder comer un sándwich y también brindan un lugar de reunión y esparcimiento.