PROMOVIENDO LA EDUCACIÓN AMBIENTAL DESDE TEMPRANA EDAD

PROMOVIENDO LA EDUCACIÓN AMBIENTAL DESDE TEMPRANA EDAD

Teniendo en cuenta la importancia de sembrar valores ambientales entre los menores, el Municipio de Pergamino recorre las entidades educativas ofreciendo charlas y talleres sobre temáticas medioambientales y organiza visitas guiadas a la Planta de Tratamiento de Residuos donde los más pequeños pueden ver plasmados los conocimientos recibidos en acciones concretas.

La problemática ambiental es tema de agenda mundial. En el Partido de Pergamino se conforma la campaña “Actuá en Verde” con el propósito de generar, diseñar y nuclear a las distintas acciones que apuntan a disminuir el volumen de residuos generados y minimizar así el impacto ambiental.

Para lograr esto, en primer lugar fue necesario contar con la infraestructura estatal para poder realizar una contraprestación de calidad. Sin embargo, es imprescindible incluir al ciudadano en la agenda ya que el cambio solo es posible si va acompañado de la participación ciudadana. 

La conciencia ambiental se despierta por medio de la educación ambiental. Cuando dicha educación se imparte desde temprana edad, los más pequeños adquieren los valores ambientales para luego cuidar de adultos la naturaleza. El Municipio apuesta a ello y lleva adelante un programa de concientización y sensibilización en las entidades educativas del Partido. Así, desde la Planta de Tratamiento y Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos se gestionan y desarrollan charlas, talleres y actividades de proyección ambiental para las escuelas del Partido, en conjunto con Ecoclub Pergamino, ONG que trabaja en la ciudad desde 1998.

“¿Por qué enseñar educación ambiental a los niños y niñas? – se pregunta Valeria Pereyra, encargada del área de concientización de Higiene Urbana. Y responde:- En primer lugar, los más pequeños tienen una gran curiosidad y necesidad de descubrimiento, observación y exploración, razón por la cual siempre están dispuestos a aprender y conocer el mundo que los rodea. En segundo lugar, los chicos poco a poco van comprendiendo que el bienestar del mundo depende de todos y que aquello que hagamos para conservarlo es nuestra responsabilidad. Por último, a temprana edad es cuando comienza la formación de hábitos ambientales positivos. Muchas veces son los niños quienes enseñan y educan a sus padres, los adultos”.

Una de las acciones desarrolladas bajo el paradigma de educación ambiental consiste en visitar las entidades educativas con el fin de ofrecer charlas y talleres con diversas temáticas medioambientales, de acuerdo a las necesidades de cada institución y docente: residuos, arbolado, agua, vectores y cambio climático.

Como es sabido, Pergamino cuenta con un sistema de contenerización en todos los barrios de la ciudad y pueblos de campaña, con 280 campanas de colores y 600 contenedores que permiten separar los residuos en origen discriminando los materiales que pueden ser reutilizados o reciclados de los que no. Recientemente, se han colocado campanas frente a la gran mayoría de los colegios pergaminenses, previendo cubrirlos en su totalidad. Al finalizar la jornada escolar, los chicos depositan sus residuos en ellos.

Este plan de acción es necesariamente acompañado  con charlas informativas, donde se les enseña la diferencia entre cada color -naranja para botellas PET, azules para papel y cartón, amarillas para envases de vidrio, latas y plásticos no PET, verdes para el resto de la basura en general- y la importancia de esta separación: permite ordenar la disposición en la vía pública de los residuos domiciliarios y comerciales y así disminuir el volumen de desechos que ingresan al relleno sanitario, otorgándoles un nuevo destino de utilidad. De hecho, entre el 20 y 25% del volumen del relleno sanitario correspondía a botellas PET, que hoy en día tienen nuevo destino Taller Protegido; el 15% del volumen del relleno sanitario que correspondía a papel y cartón acaba ahora en manos de la cooperativa de trabajo dedicada a la venta de cartón y plástico.

Las instituciones visitas más recientemente fueron los Colegios Scalabrini e Instituto Mariano Moreno en Alfonzo, donde se dictó un taller de separación de residuos en campanas de colores.

Durante marzo y abril del corriente año, se han visitado las siguientes escuelas primarias, secundarias y jardines: Colegio San Pablo (taller de separación de residuos en las diferentes campanas); ES Nº10 (charla sobre la importancia de no ensuciar el barrio -512-); actividad de limpieza en el barrio Nº512 donde se trabajó en el sentido de pertenencia convocando a los mismos jóvenes que viven en el barrio a participar; ES Nº14 (charla sobre reciclaje, separación de residuos y desarrollo de plantines florales); Instituto Mariano Moreno en Alfonzo (charla sobre las problemáticas ambientales en el día dela Tierra); Jardín del Carmen (actividad de gestión de protección ambiental); ENº 64 (charla sobre la importancia de no ensuciar el barrio – Villa San José- y actividad de limpieza en él); EET Nº2 (charla introductoria sobre las problemáticas ambientales que afectan al planeta).

Otra de las estrategias de educación ambiental comprende visitas guiadas al Centro de Tratamiento y Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos para que los chicos puedan ver plasmados todos los conocimientos recibidos en acciones concretas.

Como explica Valeria Perera, coordinadora de los talleres realizados conjuntamente con voluntarios de Ecoclub, se brinda una primera charla introductoria sobre la problemática ambiental y el cuidado del medio ambiente a través del correcto manejo de los residuos, concientizando sobre contaminación y las complicaciones que conlleva para la salud y el ambiente. Recientemente la Planta recibió la visita de los alumnos del Colegio Gianelli quienes realizaron el recorrido por la misma.

Luego de esta charla introductoria, el grupo recorrió el sector de compostaje al cual arriban aproximadamente 5000 kilos semanales de residuos orgánicos provenientes de los siete barrios que tienen separación domiciliaria -Acevedo, Santa Julia, Malvinas, Luis Sandrini, San Martín, 25 de Mayo y 24 de Septiembre – y de verdulerías asociadas.

En este punto cabe destacar que cerca del 55% de los desechos que se generan en un hogar corresponden a residuos orgánicos. Al separarlos, este porcentaje en vez de terminar en el relleno sanitario, se destina al área de compostaje donde se convierte en abono.

Los chicos puedan visualizar cómo el residuo llega en forma de cáscara de huevo, de naranja, papa, yerba mate, hojas secas y, a través de un proceso que dura entre 60 y 90 días, se convierte en un compost maduro, obteniéndose un lombricompuesto”, señala Pereyra.

El recorrido finalizó en el vivero municipal. Allí, los niños pudieron apreciar cómo el producto final que se genera en el compostaje convertido en abono se utiliza en los plantines del vivero: especies de árboles, plantas y flores que se colocarán posteriormente en los espacios verdes de Pergamino.

El objetivo del Municipio consiste en seguir generando acciones que alimenten el eje educativo en el marco de la conciencia medioambiental y permitir el acceso a la información a todos los chicos y chicas del Partido de Pergamino. La Planta de Tratamiento invita a los interesados a comunicarse para seguir promoviendo la educación ambiental: (02477) 430496.

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN Y PRENSA – PARTIDO DE PERGAMINO

27/05/2019