​El origen del nombre “Fontezuela” se pierde en los oscuros y remotos orígenes de la ciudad de Pergamino. Fue el primer nombre del curso de agua, bautizado como río en las épocas de los primitivos caminos, la posta y la dormida. Fontezuela fue estancia, también de antigua data, fue posta y escenario de sublevaciones y asonadas.

El 3 de abril de 1815 el viejo topónimo da nombre al levantamiento de las tropas del coronel Ignacio Álvarez Thomas, que culminó con la gestión a cargo del Directorio de Carlos María de Alvear. Ubicado sobre la ruta Nacional N° 8, muy próxima a la ciudad de Pergamino, el pueblo se ha convertido en un remanso, donde muchos pergaminenses tienen quintas de descanso y muchos otros tienen allí su residencia habitual.

El pueblo surgió frente mismo a la estación de trenes, en un lugar hoy casi oculto por la gran altura del puente sobre las vías. Se conserva todavía allí el edificio de un viejo almacén, que alguna vez proveyera de elementos para la subsistencia a esa población. Fontezuelas se mantuvo con una población estacionaria hasta la década del ’70 en que la construcción de la planta de una importante cerealera, significó el afincamiento de un importante grupo de personas. Luego, su cercanía con la ciudad, su entorno y tranquilidad motivaron el establecimiento de más personas, como ocurre también en otros pueblos muy cercanos a la ciudad.

FIESTA PATRONAL: 24 de mayo. María Auxiliadora.

Las gestiones para contar con un espacio de adoración cristiano comenzaron en 1981, cuando se creó la Comisión Pro-Templo constituida por vecinas de la localidad y guiada por el Pbro. Arturo Terenzi. Los Sres. Lapolla y Berazategui donaron el terreno donde se construiría la capilla. La construcción comenzó el 22 de febrero de 1983. La primera ceremonia religiosa se celebró unos días antes de la navidad de 1984, el 22 de diciembre. En este lugar tranquilo, muy próximo a la ruta N° 8, los vecinos de Fontezuelas, han dado ejemplo de voluntad y laboriosidad en la obra de su capilla.

HISTORIA

LA QUINTA DE BASSO

Es célebre en la comunidad el almacén de la familia Basso, en las proximidades de Fontezuela, funcionaba junto a la escuela N° 168, luego N° 194 que era el lugar de educación de los chicos de las chacras de toda la zona. En el lugar se había construido un jardín adornado con numerosas estatuas de cemento, de las que todavía se conserva una a la entrada de la localidad, en la plazoleta “Gabino Coronel” como una reliquia de otras tantas que allí había y eran la admiración de toda la comunidad.

EL ALMACÉN SE TRASLADA SOBRE LA RUTA

En 1932 el almacén se trasladó a las cercanías del ferrocarril, donde posteriormente se abrió una panadería, luego en la década del ‘40 se agregó una carnicería y un horno de ladrillos. Esta nueva urbanización estaba casi sobre la ruta, pero en el 47, y dado lo peligroso del cruce ferroviario, se construyó el puente y la elevación dejó casi sepultado al almacén y los demás comercios. La instalación de la multinacional Cargill con una importante planta en las inmediaciones favoreció la formación de una población para albergar a los empleados de la misma.

Sublevación de las Fontezuelas – Importancia histórica en la independencia argentina. http://www.pergamino.gob.ar/bicentenario-la-sublevacion-fontezuela-10-ab…

ACTIVIDADES PRINCIPALES

ACTIVIDAD ECONÓMICA

Buena parte de la población que reside en Fontezuela, tiene trabajo en la planta de Monsanto, con los contratistas rurales o simplemente trabaja en Pergamino. Criaderos de pollos, aceitera y productores de cerdos, dan un importante movimiento a la localidad.

ACTIVIDAD EDUCATIVA Y SOCIAL

Mientras hubo una población escolar importante en las chacras, junto a la quinta de Basso, funcionó en la zona rural, al promediar el siglo se hace preciso pensar en trasladar la escuela N° 194 por el despoblamiento general de la zona rural y la pérdida de matrícula. La escuela se construiría en un terreno que en 1938 había donado Elena Peña de Alzaga Unzue, ubicado a 300 metros de la estación. Hasta entonces, la escuela se mudó a una propiedad de Ángela Rivero de Yaccoud. El nuevo edificio se inauguró el 9 de setiembre de 1961. En mayo de 1970 se la designó con el N° 59 de la provincia de Buenos Aires, asignándole en 1973 el nombre “Virgen María Auxiliadora”. La plaza “Gabino Coronel” sobre la ruta Nacional N° 8 es el único espacio verde con que cuenta la localidad.

DELEGACIÓN MUNICIPAL

A cargo de Leandro Aboud

Teléfono: 02477 – 497132 

CÓDIGO POSTAL B2700  

INFORMACIÓN PARA VISITANTES

CÓMO LLEGAR

Fontezuela se ubica sobre la ruta nacional N° 8, a 7 km. de la ciudad de Pergamino, por diversos caminos secundarios es posible ir a Juan A. de la Peña, Manantiales y La Violeta, Urquiza, Rancagua, Arroyo Dulce, Acevedo.

SERVICIO DE ÓMNIBUS – Empresa “13 de noviembre”

Varios servicios de la empresa “13 de noviembre” unen Pergamino y Arrecifes, ello permite que con una importante cantidad de horarios y en forma rápida, ágil y cómoda se pueda vincular la localidad con Pergamino y la ciudad de Arrecifes. No obstante, en escasos 10′ se puede llegar desde la ciudad cabecera a la localidad, con un servicio de remis. Los numerosos recorridos y horarios de la empresa “13 de noviembre”, pueden consultarse en:http://www.trecedenoviembre.com.ar (horarios)

DORMIR EN FONTEZUELA

En las épocas en que los pueblos tenían fondas o pequeños hoteles, Fontezuela no era más que una estación de ferrocarril y el almacén de la familia Basso en la zona rural, con los elementos básicos para los chacareros allí instalados. El desarrollo de la urbanización es posterior por lo que, no fue necesario contar con este tipo de servicios, y desde luego, la cercanía de Pergamino fue determinante para ello.

COMER EN FONTEZUELA

Las costumbres entonces, en las primeras décadas del siglo, eran muy distintas a las actuales, los chacareros llegaban al almacén de Basso en este caso, compraban lo necesario, tomaban alguna bebida y cerca del mediodía emprendían el regreso a sus chacras. Luego, en el pueblo, las modalidades fueron similares, y como no había gran movimiento comercial, no fue preciso contar con lugares donde poder almorzar o cenar. Desde luego que aquí y en tantos otros parajes como La Llera, La Vanguardia y sus similares, llegado el mediodía o la tardecita, seguramente el almacenero era capaz de preparar una buena picada, algún sándwich, o hasta unos huevos fritos, con los que reponer fuerzas y seguir viaje. La parrilla “La Tapera” recibe no solamente a los vecinos de la localidad sino que allí se detienen muchos de los que pasan por la ruta Nacional N° 8; es además, lugar de reunión de numerosos vecinos de Pergamino, que encuentran allí un buen espacio donde compartir agradables momentos.

Para ver Mapa del Pueblo click > aquí